edX es parte de 2U: ¡la nueva era del aprendizaje online ha llegado! Visita el Centro de Ayuda para conocer los cambios.

Revisión de las predicciones para 2020: ¿Cambiaron debido a COVID-19?

En enero de 2020, expuse tres predicciones para el mundo del aprendizaje y el trabajo en las empresas, con el tema general de que la línea entre el trabajo y el aprendizaje seguiría difuminándose. Me quedé corto. Con la aparición en marzo de la pandemia de COVID-19 en todo el mundo, se borró cualquier tipo de distinción en nuestras vidas: estábamos aprendiendo, trabajando, enseñando y viviendo en el mismo espacio.

Dados los enormes cambios que se han producido en el mundo empresarial durante el último año, he querido "revisar mi trabajo" y volver a analizar estas predicciones para ver en qué aspectos la pandemia ha cambiado estas tendencias.

1. Predicción: Las empresas aumentarán su inversión en oportunidades de aprendizaje para los trabajadores, especialmente los que ocupan puestos de trabajo que están cambiando.

La pandemia ha sacudido nuestra economía, con decenas de millones de estadounidenses que han perdido sus puestos de trabajo desde marzo. Mientras el gobierno deliberaba sobre las medidas de ayuda, los individuos se dirigieron a sus empleadores en busca de ayuda. El informe del Foro Económico Mundial sobre el Futuro del Empleo 2020 reveló que se ha cuadruplicado el número de personas que buscan oportunidades de aprendizaje en línea por iniciativa propia, y se ha quintuplicado la oferta de oportunidades de aprendizaje en línea por parte de las empresas a sus trabajadores.

Las organizaciones tienen el poder de ser el impulso hacia una solución colectiva para el futuro de la educación en el lugar de trabajo, empoderando a los trabajadores con oportunidades para continuar su educación. Es un imperativo tanto moral como económico que las empresas implementen programas de educación para ayudar a salvaguardar la futura fuerza laboral, especialmente en 2021.

Conclusión: COVID-19 ha acelerado esta tendencia.

2. Predicción: La disponibilidad de programas de credenciales de grado en línea se expandirá rápidamente.

Los estadounidenses sin título universitario fueron los más afectados por la pérdida de empleo debido a la pandemia. También tienen dificultades para conseguir nuevos empleos, ya que muchas listas excluyen automáticamente a los solicitantes sin título universitario. Un nuevo informe realizado por McKinsey y la organización sin ánimo de lucro Opportunity@Work lo confirma con la conclusión de que hasta 30 millones de trabajadores estadounidenses sin título universitario tienen las habilidades necesarias para ganar un 70% más. A menudo, según el informe, los requisitos de formación de los empleadores frenan a estos trabajadores.

Empresas como Google e IBM están empezando a eliminar este requisito, pero los empleadores tienen que hacer más. Otra forma de permitir que los trabajadores encuentren trabajo es avalar o aceptar programas de credenciales en línea. Estos programas descomponen las titulaciones en piezas más pequeñas de créditos y habilidades; los de pregrado recién salieron al mercado a principios de 2020, pero prometen revolucionar el aprendizaje y la experiencia laboral de los 36 millones de estadounidenses con algunos créditos universitarios pero sin títulos. Espero que más empleadores dejen de lado las descripciones de puestos de trabajo basadas en títulos y busquen en cambio las habilidades y competencias clave para realizar el trabajo.

Conclusión: COVID-19 ha acelerado esta tendencia.

3. Predicción: Los lugares de trabajo pasarán del aprendizaje transaccional a una cultura de aprendizaje permanente.

La creación de una "cultura del aprendizaje" fue una palabra de moda en 2020, y lo seguirá siendo en 2021. Especialmente cuando la gente sigue trabajando desde casa, las empresas buscan formas de comprometerse e invertir en sus trabajadores. El mismo informe de McKinsey descubrió que los trabajadores empleados están poniendo más énfasis en los cursos de desarrollo personal, lo que indica que las habilidades blandas necesarias para que el trabajo a distancia tenga éxito están en demanda. Esta es una tendencia que hemos visto con las empresas invirtiendo más en estas habilidades a medida que la pandemia sigue transformando la forma de hacer negocios.

Este año veremos cómo las empresas avanzan en la conversión de ese elevado objetivo en realidad, centrándose en el mapeo de habilidades y en la creación de itinerarios de aprendizaje basados en habilidades. Es de esperar que las competencias, la formación, la contratación, etc., basadas en las habilidades sean las nuevas palabras de moda.

Conclusión: COVID-19 ha acelerado esta tendencia.

Un año de aceleración continua

Dando una nota a estas predicciones, definitivamente han pasado la prueba. Hemos visto que se mantienen y se aceleran a lo largo de 2020. Tal vez un mejor encuadre de estos es que son tres realidades que los líderes corporativos deben unirse para incluir, y se sientan envalentonados para promulgar e impulsar en sus organizaciones y avanzar hacía el futuro.

Este artículo apareció originalmente en Forbes.com.