<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1601661033380488&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Autocuidado científico: cómo sentirse feliz, viviendo el momento y agradecido

Muchos de nosotros buscamos consejos para sentirnos viviendo el momento y felices ante las nuevas formas de trabajar, aprender y enseñar, desde la navegación por el mundo remoto hasta la vuelta a las oficinas y todo lo que hay entre ellos. Para aportar algo de ciencia al autocuidado, nos hemos asociado con Dacher Keltner y Emiliana Simon-Thomas, instructores del innovador curso que han seguido más de medio millón de estudiantes en todo el mundo: La ciencia de la felicidad, del Greater Good Science Center de la Universidad de Berkeley.

La CPR de la felicidad

Aunque los medios de comunicación y la cultura popular a menudo presentan la felicidad como una constante, estar perpetuamente alegre, en realidad, las emociones positivas no son toda la historia. De hecho, perseguir un estado constante de gratificación y disfrute resulta en menos felicidad.

Keltner y Simon-Thomas compartieron que, en cambio, podemos dividir la felicidad en tres categorías principales que tenemos el poder de manejar: conexiones, positivamente y resiliencia, la "CPR de la felicidad".

  • Conexiones: Nuestras conexiones sociales, la calidad de nuestras relaciones con los demás, nuestro sentido de pertenencia y nuestra tendencia a la generosidad.
  • Positividad: La capacidad de experimentar estados positivos cuando las cosas van bien; disfrutar los placeres de la vida y los momentos de gloria.
  • Resiliencia: Reconocer que la vida va a tener contratiempos, gestionar esos estados difíciles de forma saludable, entender por qué están ahí y seguir adelante.

Bueno para el cuerpo, las relaciones y el trabajo

"Hemos enseñado la ciencia de la felicidad a casi todos los públicos imaginables: funcionarios del gobierno, líderes tecnológicos, monjes budistas, abogados, jueces federales y mucho trabajo con médicos", dijo Keltner.

"Cuando salimos del laboratorio y empezamos a enseñar a estas personas que realmente están cambiando el mundo y están en la primera línea para hacer una sociedad mejor, nos enfrentamos a la pregunta: ¿por qué importa realmente esta ciencia? ¿Por qué deberíamos integrar la felicidad en el lugar de trabajo, en un hospital o en un aula? Yo mismo lo dudaba, pero ahora tenemos una respuesta empírica a esa pregunta".

La ciencia ha demostrado que la felicidad puede significar en beneficios para tu cuerpo, tus relaciones e incluso la calidad de tu trabajo:

  • Es bueno para tu cuerpo: Las prácticas de CPR son buenas para el cuerpo: para la esperanza de vida, el sistema inmunitario, el sistema cardiovascular, el sistema respiratorio, el sueño, etc.
  • Es bueno para tus relaciones: Las prácticas de felicidad pueden ayudar en las relaciones románticas, en las relaciones con los hijos y en las amistades.
  • Es bueno para tu trabajo: La felicidad te hace mejorar en tu capacidad de manejar el estrés, tu rigor de pensamiento y tu creatividad, mejorando la calidad de tu trabajo.

¿Cómo se puede alcanzar la felicidad? 3 pasos

Sabemos cómo puede ser la felicidad y el impacto que puede tener en nuestra vida, pero ¿cómo podemos conseguirla? Keltner y Simon-Thomas ofrecen tres pasos para lograr una felicidad más sostenida:

  • Conocimiento: Saber de dónde viene la felicidad (algo de lo que hemos hablado más arriba, pero de lo que trata la clase de la Ciencia de la Felicidad).
  • Apuesta por ello: Establece la intención de fomentar y fortalecer tu felicidad.
  • ¡Practica! La felicidad requiere un esfuerzo en todas las categorías de la CPR. Aprende los pequeños hábitos de cómo piensas y actúas día a día, fíjate en cómo piensas y sientes, y compáralo con lo que sabemos que se asocia a una mayor felicidad. A continuación, participa en actividades, ejercicios y prácticas que cambien los hábitos mentales, los sentimientos y las prioridades.

"Se trata de cambiar algo de la forma en que vivimos cada día para aprovechar la ciencia en beneficio de nuestras vidas y, afortunadamente, como la conexión es una pieza importante, al ser más felices nosotros mismos tenemos una influencia viral en la felicidad de los demás", dijo Simon-Thomas.

Profundizar en el tema

Apúntate al curso la ciencia de la felicidad para descubrir estrategias prácticas para cultivar tu propia felicidad.

Explora el curso